TANIA

Desde que recuerdo me sentí atraída por la espiritualidad, alimentación natural, terapias alternativas y el mundo de las emociones.

A raíz de una enfermedad y con apenas quince años empecé a tratarme con todo tipo de terapias alternativas y fue desde ese momento cuando comenzó mi caminar como paciente, alumna y actualmente acompañante por este mundo de la salud natural.

Me formé como Kinesióloga Holística especializada en Kinesiología Emocional, Terapia Transpersonal, Terapia Floral, Reiki, Sanación Akáshica, Naturopatía, Auriculoterapia, Aromaterapia Egipcia, Hipnosis, entre otras disciplinas.

Apareció en mi camino el Yoga y me enamoró completamente. Para mi es mi manera de vivir, mi pastilla de la felicidad donde encuentro paz, calma y serenidad. Es lo que me aporta tierra y me ayuda a volver a estar en mi ser cada día.

Me formé como profesora de Yoga, Yoga Nidra y  Yoga para embarazadas. Cada año asisto a inmersiones de reciclaje con mi maestro Sri. Andrei Ram, además de retiros de Yoga y talleres varios.

Me considero una persona sensible y a la vez buscadora. Constantemente estoy formándome en nuevas líneas tanto como terapeuta como en el mundo del yoga, leyendo nuevos libros e investigando nuevos caminos terapéuticos.

Desde hace cuatro años, me dedico íntegramente a trabajar como terapeuta, y a compartir prácticas de yoga, talleres, retiros y formaciones.  Mi trabajo es mi pasión, disfruto cada día compartiéndolo desde dentro.

Podría definirme como una emoción andante.  Mis especialidades son las emociones, el mundo del inconsciente y la psicoterapia respiratoria. Me dedico al servicio a los demás acompañando procesos  hacia el bienestar emocional con todas las herramientas que he ido incorporando durante mi camino.

Agradezco cada día a mis padres, mi hermana, amigos, maestros, compañeros, alumnos y pacientes que me acompañen, enseñen, apoyen y guíen.

 

Si deseas consultar mi currículum completo:               CURRICULUM VITAE

 

“Un guerrero de la luz comparte con los otros lo que sabe del camino. El que ayuda siempre es ayudado y necesita enseñar lo que aprendió.” – Pablo Cohelo-

 

Ser un Guerrero de la Luz, significa, tomar partido en la contienda que estamos viviendo, con todas las herramientas que disponemos, brindando Amor a todo cuanto nos rodea, encendiendo nuestra llama interna, llenando de Luz nuestro entorno, para ser nuevos faros que guíen a otros a iluminarse….

¿Cómo trabajo?

Las sesiones pueden ser presenciales o a distancia y tienen una duración de una hora aproximadamente.

En las consultas lo primero es escucharte con presencia , por eso doy mucha importancia a la entrevista inicial donde nos conocemos, conectamos y creamos un vínculo para realizar el trabajo terapéutico.

Más tarde y si la consulta es presencial,  pasamos a un trabajo en camilla donde a través de kinesiología holística llegamos a conocer la información inconsciente que está causando el bloqueo e intentamos encontrar la solución más adecuada en cada caso para liberar el bloqueo a través una gran variedad de técnicas que he ido incorporando.

La finalidad en cada sesión es que la persona salga con herramientas y alternativas para avanzar en su camino y proceso, que libere el patrón de conducta que le impide estar bien y  que pueda caminar con presencia, consciencia, ilusión y tranquilidad en la vida hacia sus proyectos y bienestar.